Asegurar lo de Malcorra para que se vaya Alemán

Asegurar lo de Malcorra para que se vaya Alemán

La propuesta de Arsenal, a préstamo, está arriba de la mesa, pero para “soltar” al uruguayo hay que cerrar la llegada del zurdo que está en conflicto con Aldosivi. 

Si bien tanto el jugador como su representante piden un cambio de aire y es inminente una propuesta formal a préstamo de parte de Arsenal de Sarandí, los dirigentes de Unión no se desprenderán de Brahian Alemán hasta que no tengan asegurado a su reemplazante que es el zurdo Ignacio Malcorra, carrilero que está en conflicto con Aldosivi de Mar del Plata. Lo que más perjudica esta doble operación es el poco tiempo que falta para que arranquen los dos campeonatos más importantes de la Argentina (menos de dos semanas).

“Si bien no hay algo formal, más o menos nos hicieron llegar una propuesta acerca del monto que ofrecería Arsenal por una año y medio de préstamo por el jugador. Lo que nosotros debemos resolver, en ese caso, es lo que queremos hacer. Porque si bien por un lado ingresará un dinero importante, hay que ver si ese dinero alcanza para buscar el reemplazo”, admiten los dirigentes.

Como se sabe, los dirigentes y Leonardo Madelón, coinciden claramente quién debe reeemplazar a Alemán en caso que el uruguayo arme las valijas. Se trata de Ignacio Malcorra, ex jugador de la Comisión de Actividades Infantiles (CAI) de Comodoro Rivadavia, que está en conflicto con Aldosivi, a tal punto que no es utilizado en ninguno de los dos equipos del “Tiburón” que realizan la pretemporada.

El tema de Malcorra con Aldosivi está muy claro: el jugador está pidiendo salida a cambio de la deuda. ¿Qué le deben?: nada más y nada menos que el 50 por ciento del pase, algo que el jugador nunca cobró y ahora lo exige para seguir corriendo al lado del mar.

En una evidente maniobra para preparar el terreno para su salida, ayer el mismo Brahian Alemán hizo declaraciones por LT 10: “El primer año mío en Unión fue difícil. El segundo mejoró pero en el último tiempo seguí sintiéndome incómodo. La verdad que no creo que a la gente le preocupe que me vaya, es feo no poder salir a la calle y que te digan cosas”.

De todos modos, en el final, suavizó las cosas al afirmar: “Estoy tranquilo y jugar estos amistosos depende de Madelón, de si él me pone. Yo estoy cómodo en Unión”.

Hay una doble realidad arriba de la mesa: 1) Falta muy poco tiempo para perder un jugador que, en condiciones normales, es titular; 2) En su momento, Unión hizo una apuesta muy importante en dólares para comprar a Alemán.

En consecuencia, para que los dirigentes acepten la propuesta de Arsenal de llevárselo a préstamo por un año y medio, el dinero debe ser importante pero además debe cerrarse antes la llegada de Malcorra para el mismo puesto del mediocampo en la banda izquierda.

Todo lo otro que se rumorea en torno a los jugadores de Unión se fue desvaneciendo con el correr de los días. Perdió fuerza lo de Barisone a ese grupo inversor, no se concretó lo de Montero y parece insuficiente el sondeo de Independiente por Ema Brítez (se habló de 150.000 dólares por la mitad del pase).

Así las cosas, la última gestión de Unión en el mercado de pases está dada en esta doble operación de Alemán y Malcorra. Si hubiera tiempo, Unión cedería al uruguayo y sondearía el mercado. Pero ahora faltan menos de dos semanas para el debut en el ascenso; por éso, la idea es cerrar la llegada de Ignacio Malcorra antes de dejarlo ir al zurdo charrúa al equipo de Martín Palermo.

foto-fausto-montero
Fuente: 
ellitoral.com