Asumir el fracaso, cambiar el futuro (Carta de la Agrup. "Angel P. Malvicino")

Asumir el fracaso, cambiar el futuro (Carta de la Agrup. "Angel P. Malvicino")

Culmina nuevamente una etapa en la historia del Club Atlético Unión que incluye un descenso después de haber realizado la peor campaña futbolística de la vida tatengue; y un lamentable e intrascendente final a la campaña futbolística en la segunda categoría del fútbol argentino. Ello no es obra del destino o de la mala suerte, sino el claro e inexorable resultado de una conducción errática de la institución; y quizás también resultado de los vaivenes propios de quienes, en público y privado, adoptan posturas contradictorias.

Lo ocurrido con la incorporación de jugadores que luego no rinden en la medida de lo esperado, la forma en que se pretende integrar el futuro plantel y la carencia de ideas superadoras, son demostrativas del rotundo fracaso de la actual conducción encabezada por el Sr. Spahn, conducción que además ha aumentado considerablemente el déficit económico y pone en peligro el futuro tatengue, conducción que ha demostrado la ausencia de previsión y proyecto al haberse embarcado en el pomposamente llamado estadio de la gente, dejando una tribuna a medio construir, defraudando a palquistas y plateístas en forma grosera.

Sr. Spahn su responsabilidad es ineludible en este fracaso y lo acompañan en el quiénes son sus asesores y colaboradores. Es hora de rectificar el rumbo con seriedad, con grandeza. Si lo que realmente importa es la larga y rica historia de Unión; su futuro inmediato no puede estar en manos de quienes ya han demostrado sobradamente incapacidad e incompetencia en el manejo de los destinos futbolísticos que nos rigen; el recuerdo de aquellos dirigentes que, en su momento, generosamente entregaron sus esfuerzos para el engrandecimiento de la entidad, así lo exige.

Fuimos días atrás convocados a una supuesta reunión de unidad. Acudimos de buena fe – como siempre lo hicimos - y compartimos el llamado a la sensatez, a la seriedad del trabajo a realizar, a dejar de lado la soberbia y el autoritarismo sectario del que ya fuimos injustamente víctimas hace muy poco tiempo atrás. Resulta evidente Sr. Spahn que nuevamente ha primado la posición de los únicos y exclusivos titulares de los ya reiterados e insoportables fracasos permanentes, la posición de los dueños de la división que siempre van en contra de la Unión de los tatengues, posición que en definitiva, Ud. ha asumido como propia tiempo atrás.

Sr. Spahn, es momento de realizar rectificaciones indispensables y necesarias en el manejo del fútbol profesional de la institución; solo así podremos contar con un equipo competitivo que nos permita volver a soñar.

Agrupación "Angel P. Malvicino". Santa Fe, 5 de junio de 2014