Unión perdió ante un Racing que golpeó de entrada

Unión perdió ante un Racing que golpeó de entrada

El tatengue cayó por 2 a 1. Los goles: Romero y Bou, para el visitante y Leo Sánchez, para el local. El arbitraje de Laverni fue cuestionado. Además, hubo homenaje para Diego Barisone.

Este encuentro fue el primero del tatengue en condición de local luego del fallecimiento de Diego Barisone. Lo que derivó en un sentido homenaje. Primero, un respetado minuto de silencio. A continuación, su familia recibió una bandera que establecía que el nuevo nombre de escuelita de futbol sería el del ex defensor rojiblanco. Cerrado por un “Diego, Diego” coreado por todo el 15 de Abril.

El partido tuvo un comienzo eléctrico, pero el primero en golpear fue el visitante. Tan solo a los 10 minutos el paraguayo Oscar Romero, con un poco de fortuna, luego de un desvío que descolocó a Nereo Fernández marcó el 1 a 0.

Sin tiempo para reaccionar, el local volvió a sufrir un gol de la academia. Esta vez fue Bou, quien a los 16 capturó un flojo despeje y, con un zapatazo inatajable, anotó el segundo. La sorpresa reinaba en Unión. Por ende, Leonardo Madelón salió eyectado del banco de suplentes para pedirles reacción a sus dirigidos.

El tatengue salió en busca de remontar el partido ante el planteo ambicioso de Diego Cocca con tres en el fondo. Las situaciones llegaron, sin embargo, gracias a una buena actuación de Saja y la falta de precisión del local, no pudieron ser concretadas. Además, en el hincha santafesino crecía el descontento con el árbitro del encuentro, Saúl Laverni.

En la segunda mitad, el rojiblanco fue el claro dominador. Generó situaciones, manejó la pelota, pero no pudo con un Saja en un gran nivel. Por su parte, los delanteros locales no tuvieron su mejor tarde. Mientras tanto, Madelón apostó todo al ataque a través de sus cambios. Sin embargo, Racing controló los embates locales y hasta generó alguna situación.

Finalmente llegaría el gol de Unión, pero recién a los 47 minutos Leo Sánchez anotó el descuento, ya sin tiempo para soñar con el empate. Por lo tanto, el tatengue llegaba a su cuarta derrota en lo que va del torneo. A pesar de esto, el hincha rojiblanco despidió a su equipo con aplausos y canticos.

Luego de eso, una lluvia de insultos cayeron ante Laverni, quien durante el partido le mostró la quinta amarilla a Diego Villar y expulsó a Riaño. Luego del encuentro en conferencia de prensa Madelón declaraba: “No tengo ningún problema con Saúl (Laverni), pero creo que él debería descansar con Unión. Ya lo dirigió 6 veces en un año”.

El conjunto santafesino quería lograr, por primera vez en el torneo, su segunda victoria consecutiva. Sin embargo, la campaña sigue siendo muy buena y el sueño de ingresar a una copa es posible. Con el objetivo de recuperarse viajará a Victoria para enfrentar a Tigre en la próxima fecha.

Fuente: 
Sebastián Lautaro Casse